Crónica de Lytos en su paso por Valencia | Sala Jerusalem

lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-8
Todo parecía indicar que la noche no iba a acabar bien. La apertura de puertas se retrasó un cuarto de hora, el telonero cayó y ya pasaban las 22:20 de la noche.
 lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-5


lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-2

Fotografía por @akaeggest
La esperanza estaba decayendo para alguno y, los nervios, creciendo para todos los demás. Todo el mundo miraba inquieto el reloj, paseaba por la sala y, los rezagados, llegaban. Y, cuando ya veíamos con cierto pesar el correr de los minutos, entró en escena. La voz de Lytos inundó la sala. Los asistentes gritaron y él entró a escena.
lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-6
Fotografía por @akaeggest
Lytos venía acompañado de Fraag Malas y, cubriéndoles las espaldas, Andrés a los platos. Como ya comenté en la crónica de Zetazen, Lytos también proviene de ese grupo de músicos nacidos y crecidos gracias a las redes sociales. Artistas que se alejan de discográficas y formatos más costumbristas y reciben de manera más directa el feedback de su público.
lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-7
Fotografía por @akaeggest
Y esta cercanía con su gente es algo que se notó en el concierto desde el primer minuto. Tras el primer tema, Lytos, se disculpó de antemano pues, aquel, era su primer concierto cantando sus temas. Pidió perdón por si se emocionaba demasiado o por si olvidaba algún trozo de las letras.
lytos-jerusalem-club-valencia-live-music
Fotografía por @akaeggest
Que, lejos de parecer falsa modestia, se notó como lo que era, sinceridad para con el público que le ha ayudado a llegar hasta ese punto en el que estaba; sobre un escenario delante de cientos de personas.
lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-3
Fotografía por @akaeggest
Y Lytos cumplió con sus feligreses, nos regaló más de una hora de su música, de la conversación y comedia de la que hace gala en sus vídeos y un vistazo completo a su alma, desnudándose emocionalmente con los que allí estábamos.
Destacar el momento de beatbox, junto con la iluminación de la sala, haciendo uno de los momentos álgidos de la velada donde todos y digo, TODOS, nos quedamos anonadados viendo las virguerias del mallorquín.
Además, quiero destacar algo que ensalza esa humildad de la que hace gala y es que, al finalizar el concierto, nada más terminar el último tema, bajaron Lytos y Fraag del escenario y comenzaron a hacerse fotos, firmar discos y hablar con todos lo que se le acercaban hasta que nos echaron de la sala.
Sin duda, fue una noche mágica y sólo el principio de una gira que le llevará por parte de la península y de América Latina.
Fotos y crónica por @akaeggest
Sigue a akaeggest en las redes sociales
lytos-jerusalem-club-valencia-live-music-8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.